El Instituto Raúl Porras Barrenechea, Centro de Altos Estudios y de Investigaciones Peruanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos  se inauguró el 20 de diciembre de 1964 bajo la Dirección Ejecutiva del Dr. Jorge Puccinelli Converso.

La Casa-Museo que alberga en su local al Instituto Raúl Porras Barrenechea y al Archivo Porras,  se ubica en la esquina de las calles Colina y Alfonso Ugarte en el distrito de Miraflores. Su amplitud y excelente ubicación en la zona tradicional del distrito, vecina a la Casa-Museo de Ricardo Palma, le permiten desarrollar a cabalidad los fines para los que ha sido fundada y que la han convertido en uno de los polos de la actividad cultural del país. En el Archivo Porras se guarda un valioso conjunto documental consistente en papeles personales del maestro, sus ficheros de investigación, cartas, papeletas, cuadernos y libretas de notas y apuntes, así como publicaciones y textos originales de su fecunda producción escrita.

Por Resolución Ministerial N.° 1475-80/ED, del 18 de octubre de 1980, la Casa del Dr. Raúl Porras Barrenechea fue declarada Monumento Histórico y Artístico, a fin de asegurar su intangibilidad y conservación, no sólo por su calidad arquitectónica sino fundamentalmente por hallarse vinculada a la vida y obra del doctor Porras, uno de los grandes maestros de San Marcos. En ella transcurrió la mayor parte de su existencia, hasta su muerte, y en este ambiente escribió sus obras fundamentales, preparó inolvidables lecciones universitarias y magistrales conferencias, orientó durante muchos años nuestras relaciones internacionales, animó la vida cultural del Perú y fue el centro de sus investigaciones en el campo de la historia, la literatura y la bibliografía nacionales.

Centro de Altos Estudios y de Investigaciones Peruanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Por Resolución Ministerial N.° 1475-80/ED, del 18 de octubre de 1980, la Casa del Dr. Raúl Porras Barrenechea fue declarada Monumento Histórico y Artístico, a fin de asegurar su intangibilidad y conservación, no solo por su calidad arquitectónica, sino fundamentalmente por hallarse vinculada a la vida y obra del maestro Porras. En ella transcurrió la mayor parte de su existencia, hasta su muerte, y en este ambiente escribió sus obras fundamentales, preparó inolvidables lecciones universitarias y magistrales conferencias, orientó durante muchos años nuestras relaciones internacionales, animó la vida cultural del Perú y fue el centro de sus investigaciones en el campo de la historia, la literatura y la bibliografía nacionales.