Guía miraflorina realizando la ruta Mario Vargas Llosa a unos estudiantes.El IRPB forma parte del circuito turístico miraflorino denominado Ruta Mario Vargas Llosa. El ínclito escritor pasó aquí todas las tardes de su vida universitaria colaborando con la recopilación de datos y fuentes históricas que le encomendó Raúl Porras. Vargas Llosa, así como Pablo Macera, Hugo Neira, Luis Alberto Sánchez, amigos y discípulos del historiador, han resaltado la importancia histórica de la vieja casona de la calle Colina, que fue el punto de reunión de la tertulia limeña durante los años cincuenta.

En su libro de memorias, El pez en el agua, Mario Vargas Llosa refiere esta etapa de su vida como la más provechosa de su aprendizaje, porque tuvo la oportunidad de trabajar al lado de Porras, de sumergirse en la historia peruana, y de escuchar los debates y discusiones que Porras mantenía con los intelectuales limeños. En varios capítulos, repletos de anécdotas y recuerdos, Vargas Llosa dibuja el carácter de su maestro, profesor por vocación, orador distinguido, investigador acucioso, guía de varias generaciones incluida la suya. Aquí compartimos parte del relato:

Mario Vargas Llosa y Raúl Porras Barrenechea

La biblioteca del instituto como parte de la Ruta Mario Vargas Llosa.

El circuito recorre, además, otros lugares importantes en la obra de Mario Vargas Llosa como la Av. Pardo, el parque Salazar, el parque Kennedy y el pasaje Champagnat. La ruta se realiza todas las semanas, los días viernes desde las tres de la tarde, y el punto de reunión es la Caseta de Turismo del parque Kennedy. Todos invitados.